Columnas

Conclusiones sobre la eliminación de México en el WBC

Compartir:

Concluyó una accidentada y confusa participación de México en el Clásico Mundial de Béisbol, y aquí traemos nuestras conclusiones al respecto.

Serpentineros.com (15 de marzo).- Entre un mar de incertidumbre, no sólo por la decisión de MLB sino por el actuar de la Selección Mexicana en sus 3 partidos, el equipo mexicano quedó eliminado del Clásico Mundial de Béisbol apenas en la primera ronda por segunda vez consecutiva.

Este tema ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, sobre todo por la resolución de MLB al finalizar el juego ante Venezuela que tanta confusión causó; que si México si había asegurado el desempate ante Italia, que horas después dijeron que siempre no, que si se protestó y al final no procedió la protesta, etcétera.

Pero para analizar el por qué de la eliminación de México y antes de empezar a buscar culpables hay que decir lo que todos sabemos y nos cuenta tanto admitir: México no avanzó por culpa de México y de nadie más.


EL JUEGO ANTE ITALIA

En el papel, este debería haber sido el juego más sencillo para México. Se sabe que Italia no es potencia en el béisbol aunque su roster presentaba a gente de renombre con experiencia en Grandes Ligas como Pat Venditte, Alex Liddi, Francisco Cervelli y Daniel Descalso.

México logró llegar a la novena entrada con pizarra a favor, pero el mejor lanzador del equipo de Édgar González falló y la historia ya todos la conocen; Italia remontó con rally de 5 en la novena y dejó tendido a los mexicanos.


EL JUEGO ANTE PUERTO RICO

El único juego donde México jugó como local dentro de la primera ronda.
Hay que ser sinceros, debido a la gran selección que armó Puerto Rico se sabía que iba a ser un encuentro muy complicado y que, así sin jugarse aún, México no era considerado favorito y muy pocos pensaron que iba ganar.

México sorprendió y le dio batalla a Puerto Rico llegando a estar abajo por apenas una carrera, pero nuevamente el resultado no se dio y la marca se fue a 0-2. Un récord que llenaba de angustias y preocupaciones a muchos.
Sin duda alguna, mucha gente va a recordar este encuentro por el error que cometió Xorge Carrillo cuando no pudo atrapar un elevado de foul que significaba el tercer out de la novena entrada y la posibilidad de que México pudiera remontar a los boricuas; ya que en ese momento la novena de Édgar González estaba abajo por una carrera.

Luego de no haber concretado este out, México permitió cuatro carreras que terminaron sentenciando la segunda derrota del combinado nacional en dos juegos.


EL JUEGO ANTE VENEZUELA

El más polémico no solamente de México ni del grupo D, sino de lo que va del Clásico Mundial de Béisbol 2017.

Fuera de todo el problema que generaron las decisiones de MLB, la única pregunta que vamos a hacer es ¿por qué no jugó México así desde un principio?, ¿por qué se guardaron todo esto hasta que la oportunidad ya se les estaba escapando?

El final todos lo conocemos, México venció por dos carreras a Venezuela pero no le fue suficiente y terminó quedando eliminado en la primera ronda. Venezuela llegó al partido de desempate ante Italia, ganó y ahora está en la segunda ronda del WBC.

Mucho se va a cuestionar de si por qué MLB a través de sus plataformas (MLB Network, redes sociales y página web) anunció que sería México quien jugaría el desempate ante Italia y terminó eliminando toda evidencia para decir que siempre no y que Venezuela sería quien avanzara. Al final, México realmente se murió de NADA más que de sus propios errores y ahora tendrá que pelear -nuevamente- el boleto al siguiente Clásico Mundial.


LAS DECISIONES DE ÉDGAR

La juventud e inexperiencia de Édgar González (38 años) es claramente algo que jugó en contra del equipo.
Muchos hasta la fecha siguen cuestionando qué méritos hizo el hermano mayor del “Titán” (que llegar a una final de Liga Mexicana del Pacífico en su primera temporada como mánager no es poca cosa); algunos dicen que Adrián puso como condición que Édgar fuera el mánager para que el aceptara jugar el Clásico, otros dicen que hoy en día los González manejan el béisbol mexicano, entre otras cosas.

No nos gusta cuestionar los por qué de las decisiones si (se supone) son en pro del béisbol mexicano, pero si nos ponemos a pensar que teniendo a otros grandes nombres disponibles para ser mánager de México se terminó eligiendo a un mánager relativamente joven y sin amplia experiencia.
¿Nuestra lista de candidatos? Vinicio Castilla, Fernando Valenzuela, “Paquín” Estrada, Benjamín Gil y cualquier mánager mexicano que esté actualmente dirigiendo en LMB o LMP.

Dejar en la banca a Sebastián Valle cuando se sabe que ha respondido en momentos clave durante las últimas dos Series del Caribe ha sido un error muy señalado que cometió el mánager. Aunque en el juego ante Puerto Rico -donde fue titular- no haya respondido como se esperaba.

Dejar lanzando a Roberto Osuna, o incluso haber sacado a Sergio Romo tras un muy buen trabajo en la octava entrada ante los italianos, otra decisión que al final le costó muy caro a todo el equipo nacional.

Lo cierto es que a Édgar le falta mucho camino por recorrer y mucho por aprender. Sabemos que González ha mantenido un estilo de juego agresivo; un estilo donde jugar con el “librito” y usar el toque de bola parece que no existe -o al menos no cree en ese método-. Si no, pregúntenle a Luis Cruz por qué no tocó la bola con dos en base y sin outs en la pizarra ante Venezuela.

Juzguen ustedes mismos:


LA DECISIÓN DE MLB

Aquí no hay mucho que decir, solamente lo obvio: la decisión de MLB fue la CORRECTA.
¿Por qué? Sencillo: ni Roberto Osuna ni Óliver Pérez lograron sacar outs en la novena entrada ante Italia; por lo tanto solamente jugaron OCHO entradas ante Italia y recibieron las carreras durante esos 8 episodios.

El error fue anunciar que México iba a jugar el desempate justo cuando terminó el encuentro ante Venezuela sin haber estado confirmada la decisión al 100%. La euforia y alegría de todos los que se desvelaron viendo el juego ante Venezuela terminó en cuestión de horas; cuando MLB salió a decir que siempre no y que México quedaba eliminado.


CONCLUSIONES

Decir que México no merecía avanzar por como se jugó es juzgar de más solamente al equipo nacional sin voltear a ver a los demás. Si a esas nos vamos, Venezuela perdió por “noqueada” o regla de misericordia y tienen un equipo con nombres más grandes que México (empezando por Omar Vizquel y seguido de Miguel Cabrera, Félix Hernández, José Altuve, Alcides Escobar y Salvador Pérez, por mencionar a algunos); entonces ellos tenían menos mérito para avanzar.

Los modos de jugar, los nombres que NO se incluyeron -Héctor Velázquez es el primero que salta a la mente-, el anuncio de que se estaba armando a “la mejor selección de la historia” y la baja de jugadores que ya habían aceptado el compromiso días antes de comenzar los entrenamientos son parte de un Clásico Mundial que va a quedar recordado por mucho tiempo en las mentes de los mexicanos.
Ya se habla incluso que Roberto Osuna y Adrián González no volverían a jugar este torneo por el papelón que hizo MLB en cuanto a sus reglas.

El que hayan dicho que con dos carreras se avanzaba al juego de desempate (como tanto han declarado los hermanos González) no es pretexto suficiente. Si se hubiera hecho lo que tenía que hacerse no habría existido esa necesidad de buscar el resultado hasta el último momento y después hacer todo un escándalo ante directivos por algo que México estaba obligado a hacer: ganar todos sus encuentros/tener más juegos ganados que perdidos.

Tampoco le vamos a quitar parte de la culpa a Major League Baseball por su actuar y nula explicación ante la situación que se presentó. Después de esto, dejó en claro que el Clásico Mundial no puede considerarse como un torneo de élite o de importancia internacional cuando cometes un error de esta magnitud y no tienes ni siquiera cara para explicarlo.

Para finalizar, hay que dejar en claro que estamos a muerte siempre con México y su gente, nunca se va a dejar de apoyar y -como todo buen mánager/directivo/coach detrás del monitor- criticaremos algunas decisiones que se tomen y/o que no sean del agrado propio.
México dejó en claro que tiene con qué para dar pelea, pero hay algo que no lo deja terminar lo iniciado y que nos deja en el típico “ya merito”.

México, nos vemos en 2020 para apoyarlos en el Pre-Clásico Mundial y celebrar su pase al WBC de 2021.
¡Siempre con México!

Los dejamos con algunas de las reacciones en redes sociales acerca de la polémica eliminación de México:


 

Danos tu opinión

comentarios

To Top