Grandes Ligas

Miguel Sanó, acusado por conducta sexual indebida

Foto: Internet.
Compartir:

El pelotero dominicano de los Mellizos de Minnesota, Miguel Sanó ha sido acusado por la fotógrafa Betsy Bissen por querer sobrepasarse con ella tras una firma de autógrafos del equipo.

A través de su cuenta de Twitter, la fotógrafa describió a detalle el amargo momento que pasó con el mensaje “No es fácil para mí compartir esto, pero siento la necesidad de hacerlo. Esta es mi historia”:

“Déjenme comenzar diciendo que todo lo que quiero de esto es contar mi historia. Pueden creerme o pueden no hacerlo. Tengo miedo de contar mi historia. Tengo miedo de no tener el acceso para fotografiar béisbol que tenía antes. Debido a que Twins Daily ha sido despojado de la mayor parte de sus accesos, ahora me doy cuenta que no tengo nada que perder al contar mi historia.

Cada día, nuevas historias salen a la luz. Más mujeres denuncian agresiones sexuales y violaciones. ¿Cuándo terminará? Para aquellos que hemos pasado por una situación similar, escuchar cada una de esas historias es otro recordatorio de lo que pasamos. Esta es mi historia.

He sido fanática del béisbol la mayor parte de mi vida, así que naturalmente, me gusta hacer fotografía deportiva y trabajar en firmas de autógrafos de los atletas de Minnesota. He hecho disparos (de fotos) en la cámara de los Mellizos bien en muchas ocasiones, y aquí es donde mi historia comienza.,. y termina trabajando en una firma de autógrafos.

Me notó bien en la cámara. No le puse mucha atenció a lo que hacían en el dugout a menos que estuviera buscando una toma.  Me gustan las tomas sinceras. Tomas de los muchachos haciendo cosas divertidas, rituales antes del juego, etc. Este año fue diferente. Empezó con el coach de primera base intentando ligarme en cada juego que estaba. Podría ignorar esto. El coach de primera base no me molestó hasta que intentó pedirme mi número de teléfono. Un hombre casado, casi 20 años mayor que yo. No lo obligué. Ese día sin embargo que creó que el atleta me notó y me reconoció.

Estaba formado para hacer una firma de autógrafos en la tienda donde me ofrecí como voluntario. Hizo un comentario mientras nos tomábamos una foto juntos de que me había visto en los juegos. Durante la firma, seguía intentando coquetear conmigo (no correspondí). Luego que la firma terminó, decidió que quería ir a la tienda de Apple antes de dejar el centro comercial. Como él, su agente y el chico para el que trabajaba se alejaron, él me tomó de la muñeca y me hizo ir con ellos (no quería hacer una escena así que fui con ellos). Pasamos alrededor de media hora dentro de esa tienda antes de que fuera hora de que él y su agente se fueran. Su auto se estacionó por una puerta del pasillo trasero. Tan pronto como salimos, el atleta decidió que necesitaba usar el baño. Le pregunté a mi jefe dónde estaba y apuntó a la puerta la cual habíamos recién cruzado. Aparentemente estaba muy cerca, y el atleta tomó eso como una señal de que quería que me tomara y me intentara llevar de vuelta a través de esa puerta.

Retrocedí mientras él sostenía mi muñeca. Me dolió, me estaba tomando de la muñeca tan mal pero no me dejaba ir. No iba a darme por vencida en mi lucha. Entonces él se inclinó y trató de besarme, más de una vez. Cada vez que lo intentaba, le decía que no y me alejaba. Estaba en cuclillas con mi muñeca palpitando. Grité, pero nadie vino a ayudarme. Finalmente se dio por vencido tras 10 minutos de luchar e intentar llevarme a través de esa puerta. No quiero ni pensar en lo que me pudo haber hecho si me hubiera llevado a través de esa puerta. No, el no me violó pero si que me agredió. Cuando le dije que no, debió de haber terminado todo esto. Debió de haber respetado y parado. En vez de eso, me lastimó y siguió intentando.

El día siguiente, mi cuerpo estaba adolorido tras tener esa pelea con este atleta que pensó que tenía todo el derecho para aprovecharse de mí.

No son solo los resúmenes de mis compañeras mujeres que han pasado por situaciones similares que me recuerden lo que pasó; es cada juego de béisbol, cada que escribo acerca de él me recuerda esto. Cada vez que escucho a gente hablar de que tan estupendo es Miguel Sanó, recuerdo que tan horrible realmente es y en cómo me lastimó.”

El pelotero de 24 años podría enfrentar una suspensión tras la nueva política de violencia impuesta por el comisionado de MLB en 2015, la cual ‘investigará alegatos de violencia doméstica, conducta sexual indebida y abuso de menores que involucren a miembros de la comunidad del béisbol’.

Con información de BleacherReport.com

Danos tu opinión

comentarios

To Top